Agradecemos al patrocinio de:

Suscríbete para recibir más noticias


Cuento de Autoestima

Las piedritas azules

Dos pequeñas piedras de brillante color azul vivían en un torrente y solían conversar sobre su futuro. Estaban seguras de terminar en la corona de una reina. En una ocasión una mano las recogió y las colocó con cemento en una pared. Quedaron tristes porque esperaban un destino mejor. Sin embargo, en una ocasión pasó por allí un vendedor de espejos y se vieron reflejadas. Entonces se dieron cuenta de su posición en la pared: ¡eran los ojos de una hermosa figura humana!