Gente con Valor: ¡No más pizza!
El grito de independencia
Generosidad
Un reto a tu generosidad: ¿sabes cuántos lugares para ayudar hay cerca de tu casa?

Familia

Familia. (Del lat. familĭa). 1. f. Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas. 2. f. Conjunto de ascendientes, descendientes, colaterales y afines de un linaje. 3. f. Hijos o descendencia. 4. f. Conjunto de personas que tienen alguna condición, opinión o tendencia común.

 —Diccionario de la Real Academia Española.

 

Somos resultado de la combinación de cientos de personas que nacieron antes de nosotros. Tenemos 2 padres, 4 abuelos, 16 bisabuelos y 32 tatarabuelos… ¡Quién sabe cómo se llamen los que siguen, pero siempre se duplican! De esta forma, si retrocedemos cinco generaciones llegaremos al asombroso número de 1,024 antepasados que se combinaron hasta llegar a cada uno de nosotros. Es difícil que sepamos quiénes y cómo fueron esas personas.

Sin embargo, sí sabemos quiénes y cómo son nuestros padres, nuestros hermanos, nuestros abuelos, nuestros tíos, las personas que integran la familia. Ésta es resultado de la biología: para que nazca un niño es necesario que se unan un hombre y una mujer. Pero también es mucho más: la familia es una red de apoyo, cariño y protección organizada para que las personas no estemos solas en el mundo. Está basada en tres puntos. 1) La convivencia: los miembros viven juntos o se mantienen cerca. 2) La responsabilidad: cada miembro tiene un deber. 3) Los derechos: a cada quien le corresponden privilegios en la organización. Un buen ejemplo es éste: los padres tienen la responsabilidad de cuidar y alimentar a un hijo pequeño. Cuando los padres sean ancianos, los hijos tendrán que cuidarlos y alimentarlos, es su derecho como miembros de una familia. El resultado: los miembros están protegidos permanentemente.

 

La familia y los valores

El apoyo, el cariño y la protección de una familia es resultado de un trabajo que implica esfuerzo, respeto y autonomía para cada uno de sus miembros que siempre debe tomar en cuenta a los demás. Los padres deben esforzarse por dar a su hijos lo mejor que puedan y los hijos deben esforzarse por aprovechar lo que ellos les den. Los padres deben respetar la libertad y los sueños personales de los chicos y éstos deben respetarlos a ellos como jefes del hogar. La autonomía garantiza que ningún miembro pierda su independencia, pero que pueda apoyarse en su familia para responder a los retos que se presentan en el mundo, más allá del hogar. La familia se convierte en la gran oportunidad de compartir y engrandecer los valores. ¿Cuál es el resultado? Lazos de cariño más firmes y seguros.

Por eso hay que cuidar la familia y alejar todo lo que la pone en peligro. El riesgo más grande no está en la calle, sino en la propia casa, cuando el respeto se pierde y estalla la violencia: esposos que maltratan a sus mujeres, padres que maltratan a sus hijos, hermanos que abusan y pelean entre ellos. Eviten que ocurran cosas así en su familia: nunca tengan respuestas agresivas en casa ni acepten que se les trate con agresividad. Inviten a los diferentes miembros a dialogar y resolver con paz sus diferencias. Trabajando así todos serán más felices y, cuando llegue el momento, podrán ampliar la familia de manera fuerte y segura.

 

Modelos familiares

El modelo más común de una familia se llama “tradicional” y está formado por el padre, la madre y los hijos que viven bajo el mismo techo. Hoy día hay muchos modelos más, tan diversos como sus integrantes. Sus miembros viven juntos, están unidos por el cariño y pueden ser tan felices como una familia tradicional. Aquí hay algunos ejemplos:

  • La familia integrada por un padre y sus hijos cuando la madre murió o dejó la casa.
  • La familia integrada por una madre y sus hijos cuando el padre murió o dejó la casa.
  • La familia integrada por un padre o una madre solteros (nunca se casaron) y sus hijos.
  • La familia integrada por los abuelos que cuidan de sus nietos como si fueran sus hijos.
  • La familia integrada por dos personas divorciadas que volvieron a casarse, los hijos de matrimonio anterior y los nuevos hijos.

¿Cuál es el modelo de la familia de ustedes? ¿Es distinto a los mencionados aquí? ¿Qué es lo que más les gusta de la forma en que está organizada su familia? ¿Qué cambios le harían?

 

Lo que dicen los libros

“¿Qué es la familia? Es el país, la patria misma de nuestros corazones. En cada una de ellas hay un ángel que, con la misteriosa influencia de su gracia, su dulzura y su amor nos ayuda a que los trabajos y los esfuerzos diarios nos fatiguen menos, a que las penas y los sufrimientos que vivimos fuera de casa resulten menos amargos. Una familia feliz es puro gozo y alegría en los que no se mezcla nada de tristeza.”

—Giuseppe Mazzini.

 

El marco legal

En la República Mexicana la familia está regulada por una serie de leyes que aparecen en el Código Civil Federal, promulgado por el presidente Plutarco Elías Calles en 1928 y reformado en distintos puntos desde entonces hasta la fecha. Éstas son algunas de sus disposiciones:

Artículo 164.- Los cónyuges contribuirán económicamente al sostenimiento del hogar, a su alimentación y a la de sus hijos, así como a la educación de éstos en los términos que la ley establece, sin perjuicio de distribuirse la carga en la forma y proporción que acuerden para este efecto, según sus posibilidades. A lo anterior no está obligado el que se encuentre imposibilitado para trabajar y careciere de bienes propios, en cuyo caso el otro atenderá íntegramente a esos gastos.

Artículo 323 bis.- Los integrantes de la familia tienen derecho a que los demás miembros les respeten su integridad física y psíquica, con objeto de contribuir a su sano desarrollo para su plena incorporación y participación en el núcleo social. Al efecto, contará con la asistencia y protección de las instituciones públicas de acuerdo con las leyes.

Artículo 323 ter.- Los integrantes de la familia están obligados a evitar conductas que generen violencia familiar. Por violencia familiar se considera el uso de la fuerza física o moral, así como las omisiones graves, que de manera reiterada ejerza un miembro de la familia en contra de otro integrante de la misma, que atente contra su integridad física, psíquica o ambas independientemente de que pueda producir o no lesiones.

Artículo 414.- La patria potestad sobre los hijos se ejerce por los padres. Cuando por cualquier circunstancia deje de ejercerla alguno de ellos, corresponderá su ejercicio al otro. A falta de ambos padres o por cualquier otra circunstancia prevista en este ordenamiento, ejercerán la patria potestad sobre los menores, los ascendientes en segundo grado en el orden que determine el juez de lo familiar, tomando en cuenta las circunstancias del caso.

 

Para mayor información, consultar: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/2.pdf

¡Compártelo!