Patricia Martínez Salgado

Prof.: Patricia Martínez Salgado

Les dejé a mis alumnos que hicieran un dibujo de Tolerancia. Lo mejor fue poder hacer de ellos una exposición, donde cada quién pudo invitar a sus papás a que vieran los logros y cómo cada uno ve este valor. Mi propuesta: seguir apoyando en los alumnos los valores en la educación.

Prof.: Patricia Martínez Salgado
Edo.: Jalisco
Daniel Pérez

Prof.: Daniel Pérez

Leerles a los más pequeños de la clase el Libro de Valores, me ha servido mucho para que comprendan las buenas acciones y los valores que hay que aprender. Es mucho más sencillo poder hacerlo con herramientas como esta.

Prof.: Daniel Pérez
Edo.: Tamaulipas
Carlos Zavala

Prof.: Carlos Zavala

A veces se nos olvida cómo transmitir los valores, una forma de recuperarlo es con la información completa que viene en este sitio. He podido usarlo, no solamente para clases con los más pequeños, sino también con jóvenes. ¡Muchas gracias!

Prof.: Carlos Zavala
Edo.: Distrito Federal
Laura Campos

Prof.: Laura Campos

Me fue muy útil para mis clases el uso del libro y calendario de Valores. Organicé en toda la primaria un funeral del "No puedo" para fomentar que mis alumnos crean en sí mismos y con el valor de la perseverancia logren más.

Prof.: Laura Campos
Edo.: Nuevo Leon
Gerardo Fernández

Prof.: Gerardo Fernández

Quiero compartir mi experiencia con mis alumnos, pude hacer las actividades del Calendario de Valores y con ayuda de mi Guía para el Maestro, a mis alumnos les encantó y fue la mejor forma de organizar mis clases de Formación Cívica.

Prof.: Gerardo Fernández
Edo.: morelos

Guía para maestros

La Guía de apoyo para docentes ofrece propuestas concretas para complementar el trabajo planteado en el Calendario de Valores del ciclo escolar 2011-2012. Ambos materiales proporcionan estrategias para apoyar la asignatura de Formación Cívica y Ética. Como en años pasados, por una parte cuenta con orientaciones didácticas que permitirán obtener un mayor provecho del calendario, así como sugerencias para evaluar el avance de los alumnos; por otra parte presenta una serie de actividades que parten de las competencias de la asignatura de Formación Cívica y Ética para trabajar los valores con los alumnos; en cada actividad se señala la unidad y las competencias con las que se relaciona.


PRESENTACIÓN

La Guía de apoyo para docentes ofrece propuestas concretas para complementar el trabajo planteado en el Calendario de Valores del ciclo escolar 2011-2012. Ambos materiales proporcionan estrategias para apoyar la asignatura de Formación Cívica y Ética. Como en años pasados, por una parte cuenta con orientaciones didácticas que permitirán obtener un mayor provecho del calendario, así como sugerencias para evaluar el avance de los alumnos; por otra parte presenta una serie de actividades que parten de las competencias de la asignatura de Formación Cívica y Ética para trabajar los valores con los alumnos; en cada actividad se señala la unidad y las competencias con las que se relaciona. En esta ocasión, debido a las circunstancias actuales de nuestro país, el eje transversal de las actividades es la no violencia, el diálogo y la paz. Es decir, la intención es que de manera paralela y complementaria al trabajo de los diferentes valores, se refuercen aquellas actitudes que promuevan una cultura de paz. Esperamos que esta guía le proporcione los recursos e inspiración para formar niños comprometidos con su país y responsables de sus acciones consigo mismos, los demás y la naturaleza.

VALORES PARA LA VIDA

Hemos querido empezar esta guía con un ejemplo de esos grandes acontecimientos que ponen a prueba a los seres humanos y a las sociedades, como ejercicio que nos permite confirmar nuestra convicción sobre la importancia que representan los valores en nuestra vida: el terremoto del 19 de septiembre de 1985. “Como todos los días, Lucas Gutiérrez llega a abrir el restaurante de treinta y tres mesas y reservados a lo largo del muro, el “Super Leche” que su padre fundó en 1949 –dice Elena Alonso-. El personal (treinta meseros, cocineros y galopinas) empieza a trabajar; a las 7 en punto se abren las puertas del número 41 de San Juan de Letrán, ahora Eje Central Lázaro Cárdenas, esquina con Victoria, y entra la clientela habitual. A las 7:10 hrs., Lucas, contra su costumbre, avisa: “Voy a la farmacia a inyectarme” Tiene gripa. Al pasar junto a la mesa de salida oye a una niña de trenzas muy bien alisadas pedir: “Yo chocolate y bisquets”.A las 7:18, un ruido extraño, seguido de una fuerte sacudida, atemoriza a la gente, alguien grita: “Tranquilos, está temblando, pero no pasa nada”. Al intensificarse el movimiento, uno de los meseros suelta la cafetera y sale corriendo, acompañado por un aterrado turista argentino. Desde la acera de enfrente ven cómo se abre un hoyo en el suelo por donde desaparece el restaurante junto con el edificio de departamentos donde viven más de trescientas personas, igual que si una gigantesca aspiradora lo hubiera succionado. Incrédulos, incapaces de moverse, oyen el estallido de los tanques de gas, ven cómo un humo negrísimo tapa el sol, el cielo, la tierra” A las 7:19 horas, un terremoto de 8.1 grados en la escala de Richter azotó la Ciudad de México, produciendo miles de víctimas humanas, la pérdida de cientos de edificios y un dolor difícil de olvidar. Desde entonces, cada vez que rememoramos el sismo, se nos presenta la ocasión de reflexionar sobre la naturaleza humana: existimos confrontados permanentemente a decidir entre lo que es correcto y lo que no lo es.

Quizá una parte de aquel dolor pudo ser evitado.

“¿Por qué en nuestro país están tan mal hechos los edificios, por qué roba el constructor en los materiales, las varillas y pone en peligro impunemente la vida de cientos de personas? Me encuentro en una circunstancia tenebrosa, siniestra de concientización. Desde que empecé a estudiar ingeniería nos decían: un ingeniero es aquel que puede construir con la mitad del dinero del que otra persona gasta. Un ingeniero debe construir económicamente; el ingeniero tenía que ahorrar en procedimientos constructivos. (…) ¿Qué fue lo que tiró edificios, el temblor o las malas construcciones?” Ing. Raúl Pérez Pereyra, sobreviviente de la colonia Roma*. Hubo de todo: valor, aprecio por la vida, consideración hacia los demás “Al llegar vimos a quienes se metían en los escombros y nos dimos cuenta del enorme riesgo que correríamos. Al principio entramos con miedo, sin embargo no pasó media hora cuando ya estábamos a profundidades considerables, de 7 a 10 metros. Al trabajar en estos pequeños túneles, me daba cuenta de que si sobrevenía otro temblor, la probabilidad de quedar aplastados o atrapados era muy alta, pero sólo saber que había gente viva entre los escombros nos daba una gran energía (….) Una madrugada se nos pidió interrumpir porque los franceses estaban por sacar a un paciente del hospital. Habían trabajado por lo menos 7 horas en este caso y tras una espera de otra media hora y en un silencio absoluto fue rescatado José Fernández. La emoción era generalizada; estalló el aplauso, ahora debíamos continuar.” Rescatista*

Cooperación y solidaridad no se hicieron esperar.

“Eran cientos de vecinos ayudando. Una cosa muy hermosa fue que se formaron un importante número de cadenas humanas en las cuales, los que estaban hasta adentro de los escombros llenaban cubetas para abrir camino a donde se oían voces y pasaban las cubetas al que seguía y así hasta llegar afuera de la zona del edificio. Es increíble, pero yo diría, no que fue automático, pero sí que en media hora después del sismo ya había una organización. Todo mundo se acercó y, en general, lo hizo con la intención de ayudar, la gente iba a sus casas por lo que pudiera ser de utilidad” “Y esa misma noche se empezó a hacer presente la solidaridad de muchos capitalinos, de muchos rumbos que no habían sufrido daños. Empezaron a llegar, lo tengo muy presente, con ollas con comida, con tortas, con aguas frescas para ayudarnos a los tlatelolcas. Una solidaridad bellísima que se mantuvo viva durante toda la etapa aguda del problema, y que hizo más llevadera la vida en este periodo tan difícil”. Cuauhtémoc Abarca, Vecino de Tlatelolco*

Una golondrina no hace verano.

“Desgraciadamente la conducta es producto de una educación larga y el hombre no cambia por un terremoto. La gente cambia momentáneamente, pero pesa más la formación que ha recibido desde pequeña. Ahora mismo, los caseros están dando muestras de su e goísmo al desalojar a sus inquilinos, al igual que en la colonia Algarín los dueños de talleres de costura intentaron sacar sus máquinas antes de que les importara si había o no costureras atrapadas. La solidaridad no se puede prolongar. Si el peligro está latente, la solidaridad continua, pero si desaparece, también se esfuma la solidaridad. Desgraciadamente no creo que un movimiento generoso y solidario de unos días signifique una transformación de la conducta. Hemos vivido un estado de emergencia – lo cual equivale a un estado de guerra-, la gente se ha unido al cavar túneles, repartir ropa, comida, sin importar clase social u antecedentes, pero esto es sólo momentáneo.” Alberto Beltrán, Voluntario* Las situaciones extraordinarias reclaman de nosotros una respuesta pronta, tenemos que decidir entre distintas opciones. Pero la elección entre valores no es sólo un desafío de las grandes catástrofes. En el día a día se nos exige elegir entre la ganancia personal y la justicia, entre la conveniencia propia y la honestidad, entre el egoísmo y la solidaridad. Los valores son asunto de todos los días, y educar en ellos es requisito indispensable para formar buenos ciudadanos. Aristóteles decía que una golondrina no hace verano, en alusión al hecho de que hacer algo bueno una sola vez no convierte a nadie en una buena persona. Para serlo, se ha de desarrollar el hábito de actuar correctamente.
  • Testimonios tomados de Poniatowska, E. Nada, nadie. Voces del temblor, Era, 2000.

EL LUGAR DE LOS VALORES EN LA FORMACIÓN CÍVICA Y ÉTICA

En el marco de la Reforma Integral de la Educación Básica, el Programa Integral de Formación Cívica y Ética (PIFCyE) tiene como propósito el desarrollo gradual y sistemático de ocho competencias que se articulan en todo el trayecto de la educación básica. En la definición del término "competencia" que sustenta la citada reforma, los valores, las habilidades y los conocimientos, se ponen en movimiento en situaciones determinadas para actuar y enfrentar retos de la vida diaria. El desarrollo de dichas competencias permitirá a los alumnos tomar decisiones que demandan una toma de postura ética, enfrentando, en muchas ocasiones, conflictos de valor. Como señala el Programa: "Al centrarse en competencias, el PIFCyE desplaza los planteamientos centrados en la elaboración de conceptos que pueden resultar abstractos y facilita la generación de situaciones didácticas concretas que pueden ser más accesibles a los alumnos. Asimismo, este planteamiento favorece el trabajo en torno a los valores al presentarlos en contextos que promueven su reforzamiento mutuo a través de las competencias" El Calendario y la Guía se han estructurado para ser un auxiliar más en la labor de los docentes, por ello, en el cuadro siguiente se muestra la Unidad, las competencias y los meses en los que presumiblemente se irán abordando las unidades de la asignatura. Por supuesto, esta propuesta de tiempos debe ser interpretada con flexibilidad, toda vez que los valores enunciados pueden ser mostrados en distintas situaciones, y vinculados con las diversas temáticas dentro o fuera del currículo escolar.

ORIENTACIONES DIDÁCTICAS PARA APROVECHAR EL CALENDARIO

TRATE DE RELACIONAR LOS VALORES DEL CALENDARIO

•Con el contenido de las asignaturas • Con la vida y normas escolares • Con las vivencias familiares y grupales • Con lo que los alumnos ven o escuchan en medios de comunicación

PROPICIE Y MOTIVE LA PARTICIPACIÓN DE LOS NIÑOS

• Refuerce la seguridad y confianza de los niños al hablar • Déles tiempo para que se expresen y superen su timidez, falta de atención o cualquier otra limitante • Ayúdeles con delicadeza a centrarse cuando se desvíen del tema • Promueva que los alumnos hablen para los demás y escuchen a los demás

PARA APROVECHAR EL CUENTO SERÍA CONVENIENTE

• Que usted lo haya leído previamente para familiarizarse con el tratamiento del tema • Procure la entonación que requieren los personajes • Cerciórese de que le escuchan, atienden y comprenden • Explique el significado de las palabras que pudieran no haber sido comprendidas • Utilice la estrategia de las narraciones mencionada en la primera parte de este material

PARA APROVECHAR LA SECCIÓN REFLEXIONA

• Permita que los niños reflexionen sobre sus experiencias en pequeños equipos • Sugiera a los niños algunas preguntas para reflexionar con su familia • Cuando sea conveniente, invite a los niños a fijarse metas factibles para vivir con el valor de que se trate. Conviene revisar periódicamente.

PARA APROVECHAR LA FRASE CELEBRE

• Asegúrese de que los niños y niñas escucharon • Pregunte a los niños cuál es el mensaje de la frase • Pida a los niños que construyan su propia “frase célebre”, en trabajo individual o de equipo • Deje expuestas, en lugar visible, las frases de los niños y niñas

PARA APROVECHAR LA AGENDA

• Anote los cumpleaños de las niñas y los niños • Señale fechas de acontecimientos o actividades importantes para el grupo: exámenes, entregas de trabajos, asambleas

PARA APROVECHAR LA BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA

• Promueva que los niños y las niñas elijan alguno de los libros para leerlo • Pregunte a los niños si conocen otros libros o historias relacionadas con el tema e invítelos a compartirlos con sus compañeros

EVALÚE LOS PROGRESOS DE LAS Y LOS ALUMNOS

• Los valores de las personas son convicciones y sentimientos, por tanto no los observamos directamente, pero los podemos inferir a partir de las conductas de las personas, de sus hábitos, expresiones emocionales y razonamientos que verbalizan. • Evaluar los valores no quiere decir que apliquemos un examen para saber si los alumnos aprendieron la definición del valor. El trabajo consiste básicamente en observar cotidianamente, y registrar sistemáticamente lo que los alumnos dicen y hacen. • Podemos hacer la evaluación tan sencilla o compleja como queramos: ◦ Registro observaciones en el expediente de cada alumno
Alumno
Conducta Fecha
  •Inventarios de conductas deseables que podrían reflejar el valor que queremos evaluar o varios de ellos. La descripción debe ser sumamente clara y precisa.  
NECESITA MEJORAR     PROGRESO ADECUADO     AVANCE NOTABLE
Ayuda a los demás cuando tiene oportunidad Pone atención a sus compañeros cuando hablan Trata de controlar su temperamento Es recíproco con sus amistades Resuelve sus conflictos dialogando Aprovecha su derecho a participar Ha demostrado ser honesto (dice la verdad, devuelve lo que no es de él) Respeta los puntos de vista diferentes Da un trato equitativo a niños y niñas Se esfuerza por comprender lo que sienten los demás Se esfuerza por mejorar Sería importante recibir la información de cada alumno de su profesor anterior, con el objetivo de tener un seguimiento a lo largo de toda la educación primaria. Es conveniente revisar las notas que tomamos luego de un cierto tiempo, comentar con padres de familia y con los propios niños. La observación y evaluación de sí mismo es fundamental para alcanzar la autorregulación de la conducta.

EDUCACIÓN EN VALORES:

La educación en valores, en el contexto laico que garantiza el Artículo 3ero de la Constitución  Mexicana, se orienta con el referente de los derechos humanos universales. En ellos se identifica  la dignidad de la persona como el bien esencial alrededor del cual se definen un conjunto de derechos válidos para todos y todas, independientemente de cualquier diferencia física, económica o cultural. La referencia a los derechos humanos apunta a valores de una alta significación ética que se  constituyen en formas de vida ideales y en comportamientos deseables. Los valores que emanan de la dignidad humana hacen referencia a la libertad, la igualdad y la fraternidad. Estos bienes comparten la remisa de que las personas son valiosas en sí mismas, que requieren trato digno y  libertad para realizarse como seres humanos plenos. A lo largo de su vida, las personas se adhieren a valores de distinto tipo, lo cual es parte de su desarrollo y libertad personales. Para alcanzar un marco ético de convivencia plural y armónica, basado en unos valores deseablemente compartidos por todos, la escuela puede y debe educar en aquellos que derivan de los derechos humanos y, por ello, considerados universales. En ese sentido, los valores que aborda el Calendario se basan en el respeto a la dignidad humana. Son incluyente, porque en un diálogo que apele a la razón, difícilmente encontraríamos detractores a los mismos; son valores de los que todos queremos disfrutar, independientemente de nuestra cultura, religión o convicción política. Son valores universales también porque son aspiraciones que no declinan, aparecen siempre como imperativos indispensables, casi esenciales de la naturaleza humana. no es concebible una época en la que la amistad, la tolerancia, la solidaridad no sean condiciones deseables para nuestra existencia. Actitudes como el esfuerzo y la autorregulación son requisitos necesarios para realizar los valores compartidos por la humanidad.

RAZONES PARA EDUCAR EN VALORES UNIVERSALES:

1.PORQUE ES FINALIDAD DE LA EDUCACIÓN:
  • Es la única manera de cumplir los propósitos de la educación que establece el artículo 3º Constitucional: desarrollar todas las facultades del ser humano armónicamente y contribuir a la mejor convivencia humana.
  • No podemos conformarnos exclusivamente con una educación científica y tecnológica; además de ella estamos urgidos de aprender a guiar nuestros afectos y nuestra conciencia.
2.PORQUE LA EDUCACIÓN NO ES NEUTRAL EN CUANTO A VALORES:
  • En realidad, siempre se educa en valores, aunque no siempre se haga de forma explícita.
  • Clarificar los valores más relevantes y en los que la escuela pondrá especial esfuerzo contribuye más claramente a fomentarlos y promoverlos.
3.PORQUE CON ELLO SE MEJORA LA CALIDAD DE LA EDUCACIÓN:
  • Al trabajar explícitamente sobre la formación en valores se atiende a uno de los fines de la educación: formar mejores seres humanos. El ambiente de una escuela formadora de valores propiciará el desarrollo de todas las potencialidades de los alumnos.
4.PORQUE LA ESCUELA DEBE JUGAR UN PAPEL DECISIVO FRENTE A OTROS ÁMBITOS SOCIALES:
  • Los niños y las niñas reciben múltiples influencias frente a las cuales la escuela tiene la tarea de orientar sobre principios universales, plurales y democráticos.
5.PORQUE LAS CIRCUNSTANCIAS DEL MUNDO CONTEMPORÁNEO LO RECLAMAN:
  • Frente al individualismo y los crecientes riesgos a los que se enfrentan niños y jóvenes, se necesita brindarles orientación para comprender las situaciones y problemas de su vida diaria, para actuar y decidir correctamente, para relacionarse con los demás y para dar sentido a su vida.
  • La escuela debe ofrecer a los niños las herramientas necesarias para desarrollarse en un mundo que cambia a gran velocidad. Los valores orientan ante situaciones de confusión y ambigüedad.

ORIENTACIONES SOBRE CÓMO EDUCAR EN VALORES:

1. ESFORZARSE POR FORMAR PERSONAS AUTÓNOMAS:
  • Educar en valores es diseñar un proceso de enseñanza-aprendizaje que permita a los alumnos construir de forma racional y autónoma su escala de valores.
FORMACIÓN VALORAL AUTÉNTICA:
  • Racional.
  • Porque los valores se fundan en buenas razones para preferirlos.
  • Autónoma.
Porque para que los valores se incorporen a la forma de ser de las personas, éstas han de hacerlos suyos por voluntad propia y no por imposición. 2.EDUCAR VERSUS ADOCTRINAR :
  • Cuando se quiere imponer a los alumnos un conjunto de valores, por más deseables que sean, se está adoctrinando.
  • Educar significa que aunque sabemos que en la etapa infantil los alumnos no tienen los elementos para tomar decisiones realmente autónomas, confiamos y estimulamos que así llegue a ser.
Adoctrinamos cuando sistemáticamente: Educamos cuando sistemáticamente:
  • Imponemos normas sin explicarlas
  • Censuramos las opiniones diferentes
  • Castigamos sin explicación
  • Hacemos sentir mal a quien actúa de forma incorrecta, ridiculizándolo o avergonzándolo, a solas o en público
  • Cuando amenazamos de cualquier forma para forzar una conducta
  •  Explicamos el porqué de las normas
  • Aceptamos las opiniones diferentes
  • Justificamos el castigo como consecuencia racional de un acto indebido
  • Tratamos de explicar las consecuencias de una acción incorrecta
  • Cuando convencemos mediante razones
3.FAVORECER UN ENFOQUE VIVENCIAL:
  • Se debe tener en cuenta que los niños que cursan la primaria se encuentran en una etapa de desarrollo en la que requieren remitir el aprendizaje a sus experiencias concretas. Por ello, los valores no deben presentarse como conceptos abstractos sino con ejemplos y vivencias del día a día.
  • Es particularmente importante que los niños lleguen a involucrarse íntimamente con los ejemplos y actividades, que las vivan, que las sientan.
  • En esta edad es conveniente realizar actividades que ayuden a los niños a imaginar los sentimientos de los demás, y a no ser indiferente frente al sufrimiento de los otros
4.UTILIZAR UNA PERSPECTIVA TRANSVERSAL: Existen espacios naturales en el currículum para abordar los valores, como es el caso de Educación Cívica, sin embargo el reto más importante para que la educación resulte efectiva es lograr encontrar todas las intersecciones posibles: Educación cívica - Historia - Ciencias - Español - Educación artística - Matemáticas Sin introducir contenidos de manera artificial, pero con creatividad y convicción, es posible y, sobre todo, necesario, que los valores atraviesen el conjunto del currículum:
  • Al hacer operaciones de suma y resta podemos hablar de justicia en la distribución de algún bien.
  • En Biología podemos trabajar el valor de la responsabilidad de cuidar el medio ambiente.
  • En Español podemos practicar el diálogo.
  • En Educación artística podemos utilizar imágenes que revaloren la diversidad indígena del país y reflexionar sobre ella. •En Historia podemos hablar de la amistad entre los pueblos.
5.INVOLUCRAR A TODA LA ESCUELA:
  • Las personas aprenden de lo que viven día a día. Si se quiere que los alumnos aprendan a ser justos, la escuela debe ser justa; si se quiere que los alumnos valoren el diálogo, se ha de priorizar con ellos este mecanismo frente a la imposición.
  • La educación en valores no es tarea de un solo maestro, tendría que formar parte del proyecto escolar, de manera que todos los maestros y maestras analicen cuáles son los valores que se enfatizarán y cómo hacerlo.
  • La colaboración entre maestros es indispensable para compartir experiencias, imaginar formas efectivas de resolver situaciones y para promover la participación de las familias.
  • También sería conveniente que entre todos los maestros busquen formas para actualizarse en este campo.
6.TRABAJAR CON LA FAMILIA:
  • Es importante lograr la colaboración de la familia para lo cual es recomendable:
AL INICIO DEL CICLO:
  • Realizar una sesión introductoria en la que se explique a los padres la importancia de trabajar los valores
  • Reflexionar con ellos la relevancia de los valores seleccionados en el proyecto escolar
  • Pedir su apoyo a lo largo del ciclo escolar
DURANTE EL CICLO:
  • Realizar reuniones colectivas para analizar con los padres cómo apoyar en casa el trabajo con cada valor
  • Informar y comentar individualmente los resultados de las evaluaciones periódicas de los alumnos
  • Pedir a los padres que también evalúen a los niños en casa
AL FINALIZAR EL CICLO:
  • Evaluar conjuntamente con los padres el resultado del trabajo con valores
  • Enviar a los padres los resultados finales de las evaluaciones y recibir sugerencias para el curso siguiente

ESTRATEGIAS DE APRENDIZAJE ADECUADAS A LA ESCUELA PRIMARIA:

1. LAS NORMAS Y LA AUTORREGULACIÓN.

En la infancia temprana, los niños se ajustan a las normas porque éstas son establecidas por la autoridad de los adultos, aunque en ocasiones no comprendan el sentido de las mismas.

Si queremos que los niños guarden silencio basta con imponer la norma. Pero necesitaremos un proceso de formación más delicado si lo que nos proponemos es que los niños aprendan que el sentido de la norma se funda en el respeto a los demás. La convivencia en la escuela exige normas de orden y respeto que ofrecen una enorme oportunidad para que los niños y niñas aprendan a autorregular conductas, palabras y sentimientos. En ese sentido las normas pueden ser sumamente formativas. Las estrategias de autorregulación buscan que los alumnos aprendan a observarse a sí mismos y a modelar su conducta estableciendo metas propias. El siguiente es un ejemplo de autorregulación a partir de una norma escolar. Norma: Mantener silencio en clase Valor: Respeto Razones y valores: Pedir a los alumnos que entre todos digan las razones por las cuales es conveniente mantener silencio en clase. De la lista elaborada resaltar el valor que se encuentra detrás de la norma: respeto a los demás para que puedan escuchar, concentrarse, comprender, etc. Auto-observación: Pedir a los alumnos que durante un día anoten en una libreta cada vez que interrumpen la clase. Autorregulación: Pedir a los alumnos que establezcan metas personales para mejorar su cumplimiento de la norma: guardar silencio durante media hora, por ejemplo. Las metas deben ser realistas y apropiadas para cada quién. Como se puede ver, la lógica de la actividad es la siguiente:
  • Tenemos una norma
  • La norma se justifica en razones
  • Esas razones entrañan un valor
  • Nos observamos a nosotros mismos para ver qué tanto cumplimos la norma
  • Fijamos compromisos para mejorar nuestra actuación en relación a la norma
  • Cada cierto tiempo revisamos el cumplimiento de los compromisos

2. LAS NARRACIONES Y LAS HISTORIAS EJEMPLARES:

En los primeros años de la primaria, la conducta de los niños se orienta en buena medida por la búsqueda de afecto y aprobación de los adultos, así como por los ejemplos de las figuras que para ellos son relevantes. En la infancia son ampliamente recomendables las historias ejemplares y las narraciones.

Además de facilitar la atención de los alumnos, se puede recurrir a la imaginación, propia del texto literario, para experimentar “en carne propia”, las vivencias y sentimientos de los personajes. Los cuentos son una oportunidad para introducir al niño en el proceso cognitivo y afectivo del aprendizaje valoral. Esta es la estrategia básica del Calendario: en torno a una breve narración se fomenta la reflexión de los niños a partir de preguntas reflexivas. La lógica es la siguiente:
Los personajes tienen una conducta moral ¿Qué personajes actuaron correctamente o no?
Esa conducta refleja valores ¿Por qué crees que actuaron así?
La conducta moral siempre involucra sentimientos ¿Cómo crees que se sintieron los personajes?
Hay normas morales que indican lo que es correcto ¿Cuál habría sido la manera correcta de actuar?
La historia se puede trasladar a la vida de los alumnos ¿Alguna vez has visto o vivido una experiencia parecida? ¿Cómo te has sentido en situaciones similares?

3. LA CLARIFICACIÓN Y EL AUTOCONOCIMIENTO.

Los niños han interiorizado un conjunto de valores como producto de sus experiencias previas. Una estrategia recomendable es realizar actividades que permitan clarificar aquello que el niño valora, cuáles son los valores familiares y de su comunidad. Esta es una vía que contribuye a un mejor conocimiento de sí mismo. VALOR: AMISTAD Clarificación: Pedir a los alumnos que hablen de sus experiencias de amistad. ¿Quiénes son sus amigos? ¿Por qué los consideran sus amigos? ¿Qué hacen por sus amigos? La lógica de la estrategia de clarificación es la siguiente: • Las personas tenemos valores. • Identificamos nuestros valores. • Identificamos las razones en las que fundamos nuestros valores. • Identificamos las conductas en las que manifestamos esos valores.

4. LA REFLEXIÓN DE DILEMAS Y EL DIÁLOGO.

La mayor dificultad para actuar con base en valores es que en la vida las disyuntivas no siempre se presentan como elecciones entre lo bueno y lo malo; a veces tenemos que elegir entre dos valores, por ejemplo la amistad y la honestidad. Desde los primeros años de la primaria habría que plantear la reflexión sobre situaciones conflictivas. Los dilemas éticos hipotéticos o tomados de situaciones de la vida real son las actividades por excelencia en esta estrategia.
DILEMA
Ana y Verónica son amigas desde que entraron a la escuela. Se quieren y comparten mucho de su tiempo libre. Han vivido juntas experiencias de todo tipo, se consuelan cuando están tristes y se alegran de sus éxitos. Un día Ana quería ir al cine con unos amigos pero su mamá no le dio permiso, así que le dijo que entonces iría a casa de Verónica a hacer una tarea. Su mamá estuvo de acuerdo. Ana fue, en efecto, a casa de su amiga, estuvo un rato con ella y luego decidió irse al cine con sus otros amigos. En la noche, cuando Verónica se disponía a cenar, la mamá de Ana llamó para preguntar por ella. Estaba preocupada porque no había regresado todavía.
REFLEXIÓN PERSONAL
Los alumnos deben decir lo que el protagonista debe hacer. Cada alumno reflexionará individualmente y escribirá su respuesta. ¿Debería Verónica decir la verdad? ¿Por qué sí o por qué no?”
DIÁLOGO
Identificar las distintas respuestas de los alumnos. Propiciar la discusión entre los alumnos sobre las consecuencias de cada alternativa. Posteriormente habrá una discusión que puede empezar en pequeños grupos o directamente en la clase. Puede concluirse la actividad de alguna de las siguientes maneras: reconsiderar la propia posición, argumentar la posición opuesta, resumir posturas, encontrar situaciones donde los mismos argumentos se encuentran en conflicto. A los alumnos mayores se les puede pedir que identifiquen los valores en conflicto: honestidad, amistad, lealtad, etc. La lógica de los dilemas morales es muy distinta a las anteriores. Esta estrategia se basa en las teorías psicológicas del desarrollo moral: • El desarrollo moral está relacionado con el desarrollo cognitivo de las personas y se organiza en etapas evolutivas. • La discusión de dilemas propicia el paso de una etapa a otra superior a través del razonamiento moral. • En los dilemas no hay una salida única, no hay moraleja, lo que importa es la reflexión del problema • Cada opción tiene unas consecuencias que la persona implicada en el dilema deberá afrontar. Lo importante es identificarlas y reflexionar sobre ellas.

5. EL ANÁLISIS DE SITUACIONES SOCIALES

Esta estrategia es muy pertinente para analizar las situaciones del mundo contemporáneo o los hechos históricos: los problemas del medio ambiente, la revolución mexicana, etc. Puede recurrirse a las lecciones del libro de texto para reflexionar sobre temáticas de los programas de estudio. También es útil al análisis de medios de comunicación: revistas, periódicos, páginas web, etc. El objetivo es reconocer que los valores tienen consecuencias en la vida de las personas no sólo desde el punto de vista individual sino para la comunidad, el país e incluso para el planeta. La lógica es la siguiente • Los grupos sociales (familias, comunidades, naciones) tienen valores • Desde el punto de vista social, hay valores compartidos y valores en conflicto • Hay decisiones que afectan a grupos sociales • El diálogo entre grupos sociales es tan necesario como el diálogo entre individuos

6. ACTIVIDADES VIVENCIALES Y EXPERIENCIAS FORMATIVAS.

Definitivamente, los valores que se aprenden son los que se viven. Promover el diálogo requiere que el salón de clases sea un espacio en el que se practica el diálogo. La tolerancia, el respeto y el resto de valores tratados deben permear las relaciones entre el maestro y sus alumnos. Las actividades vivenciales son muy importantes porque contribuyen a generar empatía con otras personas y a desarrollar sentimientos morales. Por ejemplo, los juegos de roles pueden ser útiles para que los niños y niñas traten de ponerse en el lugar del otro. Adicionalmente, si las condiciones lo permiten, sería importante que los alumnos se involucren en experiencias de la vida real que les lleven a movilizar los valores: campañas de solidaridad, encuentros o correspondencia con niños de otras escuelas, tareas de mejoramiento de la escuela y comunidad, etc. El objetivo es poner en práctica los valores. La lógica es la siguiente: ◦Las personas tenemos sentimientos ◦Me imagino y trato de percibir los sentimientos de los demás ◦Hago lo que puedo para evitar que los demás sufran

RECOMENDACIONES PARA UN AMBIENTE ESCOLAR DE PARTICIPACIÓN Y CONFIANZA

La experiencia demuestra que en la enseñanza de valores, el profesor reafirma aquellos en los que cree, y al ejercitarse en ellos propicia que la vida de la escuela se haga corresponder con los enunciados formales.

1. CONSIDERACIÓN DEL ALUMNO COMO UN SER ÚNICO

Atender y respetar los distintos ritmos, estilos y necesidades de aprendizaje de todos y cada uno de los alumnos y propiciar el gusto por aprender y saber más. Aprender a conocer a los alumnos desde el punto de vista afectivo y evitar lastimarlos emocionalmente, admitiendo que existe una gran diversidad de sensibilidades.

2. AMBIENTE DE DIÁLOGO

Establecimiento de las condiciones para que los niños y las niñas aprendan a escuchar, a tomar la palabra por turnos, a preguntar y debatir, a ser tolerantes y respetuosos con sus maestros y compañeros, a comprender la conveniencia de cooperar y colaborar, a reconocer, expresar y manejar sus sentimientos. Utilización del diálogo como herramienta para la discusión y solución de conflictos apelando a la razón, al buen uso del lenguaje y a la erradicación de la violencia.

3. RESPETO Y COLABORACIÓN ENTRE TODOS Y TODAS EN LA ESCUELA.

Respetar la dignidad de todas las personas que integran la comunidad escolar, independientemente de su rol: personal docente, administrativo, de limpieza; alumnos y alumnas; padres y madres de familia. Propiciar la ayuda mutua y la colaboración entre los miembros de la comunidad para desarrollar proyectos escolares. Desarrollar empatía y prestar ayuda a las personas que integran la comunidad escolar. Facilitar la participación de todos los miembros de la comunidad escolar para expresar sus necesidades, intereses e inquietudes.

4. NORMAS TRANSPARENTES Y COMPARTIDAS.

Procurar normas claras, justas y compartidas que permitan regular el comportamiento individual y colectivo para facilitar una convivencia armónica. Informar y justificar las reglas y normas escolares con toda claridad. Precisar a quién compete definir las normas, cuándo y cómo fueron establecidas. Finalmente diremos que los esfuerzos de los maestros serán más eficaces si: Fortalecen su convicción de la importancia de educar en valores. Si cuentan con el apoyo de la escuela y la familia. Si se familiarizan con estrategias de aprendizaje apropiadas. Si se practican los valores en la escuela.

¿Comó usas los valores en tu escuela?




2014_04_08-Efuerzo-Valor-Valores-Slider

El esfuerzo le da valor a las cosas

Detrás del aprecio a ciertas cosas se encuentra el valor del esfuerzo, éste es tan importante que la meritocracia es una forma de gobierno fundamentada …

¡Compártelo!